Hay cosas que todavía nos sorprende tener que explicarlas. Son esas relativas a por qué la imagen y el diseño son tan importantes a la hora de vender un producto o comunicar un proyecto, sea empresarial, cultural, social, etcétera. Ya no se trata únicamente de conseguir captar la atención de tu posible cliente o usuario, sino de dignificar y valorar, precisamente, aquello que pretendes vender. Una mala estrategia audiovisual ya es, de por sí, un tiro en propio pie, por mucho SEO que le metas. ¿De qué te sirve que entren a tu web o a tus redes sociales si lo que enseñas no produce ningún estímulo? La cuestión no es la cantidad de usuarios que entren en tus espacios online, sino el tiempo que están en ellos, interesándose y descubriendo tu proyecto y lo que ofreces, y en última instancia, el premio: conseguir vender tu producto o llegar a quiénes quieres llegar.

Cuando alguien contacta con Nonsolumweb, normalmente siempre se repite la misma pregunta, de una u otra forma, Hola, ¿vosotros hacéis webs? a la que solemos contestar con Nosotros lo que hacemos son proyectos de comunicación en soporte web. La mayoría lo pilla enseguida, no es lo mismo sentarse en un cajón, que sentarse en una silla cómoda, un sillón o un sofá. El soporte es solo el soporte. Como sea de atractivo y funcional ese soporte es otra cosa. No es cuestión de ‘valor añadido’ que muchos interpretan como un ¡Ah pues!, estos serán muy caros. Se trata simplemente, y llanamente, del VALOR. El valor que tiene tu producto o proyecto, y el valor que se merece (y no me refiero al económico) a la hora de comunicarlo. Si tu eres el primero que no haces ese ejercicio previo de responsabilidad, los demás no lo van a hacer por ti, simplemente porque no lo van a ver.

Hoy en día una web te la puede hacer cualquiera, hasta uno con un poco de maña, echando mano de estas plataformas online con plantillas premaquetadas. Nosotros lo tenemos claro: si tú eres capaz, ¡hazlo!. Al fin y al cabo, cuando contratamos a un profesional es, generalmente, porque lo que nos ofrece es aquello que nosotros necesitamos, pero no sabemos hacer. Si un cajón te es suficiente para sentarte, ¿qué problema hay?

Pero un proyecto de comunicación, sea en el soporte que sea, es algo totalmente diferente, tanto en concepción como en el proceso de trabajo, y ¡ojo! que no tiene que ser, en absoluto, sinónimo de caro, siempre que uno sea consecuente y realista a la hora de darle ese valor a las cosas… a las propias, y a las de los demás.

En Nonsolumweb hacemos proyectos de comunicación en soporte web y la mejor manera de explicarte en qué consiste eso, es contarte como es un proceso de diseño y producción de la casa.

blog 03

1. ¿Hablamos?

Normalmente, en la primera toma de contacto, el cliente nos habla de su proyecto y de aquellas cosas que le gustaría mostrar a través de su web corporativa. Algunos lo tienen bastante claro, cosa que facilita mucho ese primer trámite, pero la gran mayoría vienen un poco despistados, o con ideas concebidas a partir de lo que han visto por ahí o les han contado. Tanto en un caso como en el otro, siempre intentamos asesorar de la mejor manera posible, y con honestidad. Nunca te venderemos algo si tenemos claro que no lo necesitas, del mismo modo que nunca aceptaremos un proyecto que no podamos realizar y llevar a buen puerto. Nos gustan los retos, pero con los pies siempre tocando suelo.

2. De una idea nace un proyecto

Analizar previamente el tipo de empresa, negocio o proyecto a comunicar es indispensable, y no solo el del cliente, sino también el de su competencia directa. ¿Cómo se muestran en Internet otras empresas del mismo sector dentro del mismo radio de acción?

De una idea nace un proyecto y de ese proyecto un presupuesto global, en el que especificamos claramente el precio de cada partida, con lo que el cliente siempre tiene la opción de calcular diferentes alternativas, eliminando o añadiendo partidas hasta consensuar el encargo final.

Nuestros proyectos priorizan el diseño y el aspecto audiovisual de la web, primer paso de cualquier estrategia de marketing digital: dignificar, potenciar y dar valor a aquello que se pretende ‘vender’. Una web puede ser la repera técnicamente, pero conseguir que el usuario se interese por el producto y decida quedarse en ella descubriendo más contenidos solo es posible si consigues captar su atención, con un buen diseño y maquetación, una buena redacción de textos y un buen uso de las ‘zonas calientes’ de un diseño web, aquellas que se visualizan más rápido y por lo tanto son las primeras en captar dicha atención (sliders, parallax, cabeceras, báners, inconografia, logos corporativos, footer, etc.).

Eso no significa que nuestras webs obvien los aspectos técnicos. En absoluto. Todas nuestras web están programadas para que pueden ser indexadas por los navegadores y facilitar el SEO. Además todas disponen de un backend de gestión, de uso sencillo y hecho a medida de las necesidades de cada proyecto, en el que además de poder gestionar todos los contenidos de la web, tanto textuales como audiovisuales, también disponen de herramientas básicas para el SEO. Pero ¡ojo! que nadie piense que el SEO (el orgánico que no se paga) es cuestión de programación exclusivamente. El SEO depende hoy, más que nunca, del uso que que se haga de nuestra web, tanto nosotros, como la experiencia de lo usuarios, la manera de exponer su contenido y de compartir este en redes y otros medios online y, sobretodo, el no dejar que una web acabe muriendo por inactividad. Además, el SEO orgánico, aquel que se pretende sin contratar los servicios propios de Google, Facebook, Instagram, etcétera, o de una empresa especializada en marketing online (lo que se conoce como SEM), generalmente queda más cerca de la decepción que del éxito, en una Internet hiper saturada de contenidos sea cuál sea el campo o área de tu actividad.

Si decides entrar en este mundo, tu web será, desde el principio, tu tamagochi particular.

blog 12

3. Te mostramos el diseño antes de empezar

Básico en nuestro sistema de trabajo. Antes de ponernos manos a la obra, preparamos el diseño de todo y cada uno de los apartados del proyecto web que vamos a realizar. De este modo, el cliente podrá ver, casi con exactitud, como será su web corporativa a nivel de diseño, imagen, tipografía y funcionalidad, y así evitar llevarse una sorpresa en el resultado final.

4. Silencio, estamos trabajando

Una vez aprobado el proyecto definitivo, nos ponemos manos a la obra. En todos nuestros proyectos marcamos un planning de trabajo y una fecha de entrega. Además, ayudamos al cliente a elaborar aquellos aspectos que no siempre dependen directamente de nosotros, como la creación de los textos explicativos o la recopilación de la información necesaria del cliente y su producto para poder crear los contenidos informativos de la web.

Un buen proyecto de comunicación web no es un proceso sencillo. Necesita su tiempo para la construcción y su tiempo para el testado. Normalmente, un proyecto estándar de web corporativa, precisará, como mínimo de 2 meses de trabajo y gestiones. No aceptamos nunca encargos urgentes para evitar que sus condicionantes puedan mermar el resultado óptimo final.

Durante el proceso de construcción y testado de la web, esta no estará, bajo ningún concepto, en abierto a través de su dominio principal. No lanzamos una web hasta que esta cumpla las condiciones óptimas, tanto de diseño como de funcionamiento para poder mostrarla en abierto.

5. Tu web ya está a punto

Todos nuestros proyectos esta concebidos para que sean fáciles de usar y gestionar, con la idea de que el cliente no tenga la necesidad de contratar ningún servicio de mantenimiento, a no ser que éste así lo requiera. Además, nosotros realizamos las gestiones de altas o traslados de dominios y hosting, siempre con los propios datos del cliente y nunca con los nuestros por tal de evitarle problemas con la propiedad de los servicios contratados, algo que por desgracia es más común de lo que parece. Una vez terminado el proceso, el cliente tendrá el control absoluto de la gestión de estos recursos directamente con la empresa suministradora de servicios hosting. Apostamos porque nuestros clientes sean totalmente autosuficientes e independientes a la hora de gestionar su web y todos los servicios relacionados con el funcionamiento de la misma.

Además, todas nuestras webs tienen 2 años de garantía.

6. Te ayudamos a emprender el vuelo

Por supuesto, vamos a estar contigo en tus primeros pasos. Todos nuestros proyectos incluyen 1 mes de seguimiento, un vez publicada la web, en el que vamos a estar ayudándote a empezar con tu proyecto. Además dispondrás de tutoriales para que aprendas a usar todas las funciones de tu backend de gestión, con capturas de pantalla de tu propia web. Pero también queremos que aprendas a usar herramientas para la creación y gestión de contenidos visuales para la web, por eso dispondrás también de tutoriales para el uso de algunos programas de edición de imágenes, tanto en versión desktop (ordenador) como en versiones online gratuitas.

Y además, podrás disponer de una sesión de aprendizaje personalizada en nuestro propio estudio en el que te prepararemos con diferentes ejercicios prácticos en el uso de tu web y la gestión de recursos audiovisuales.

blog 13

Esta es, a groso modo, la diferencia entre una web y un proyecto de comunicación en soporte web. Desde Nonsolumweb te animamos a dar el paso, o a mejorarlo si ya lo has hecho y no has quedado contento con el resultado. Gestionar un producto o un proyecto a través de Internet es un proceso complejo, pero no necesariamente complicado técnicamente. Tiene más que ver con la constancia y con una buena estrategia que con la dificultad de las herramientas. Además, que tu producto esté o no en Internet, hoy en día, es prácticamente sinónimo de que exista o no. Puedes pensar que las redes sociales son suficientes para mostrarte, pero una web es tu presentación corporativa online, tu tarjeta ‘en mano’ en Internet, y la prueba de que detrás de ella hay un compromiso profesional y empresarial con aquello que vendes o comunicas, la diferencia, al fin y al cabo entre que te tomen en serio o no.

Aquí deberías ver tu web… ¡Y lo sabes!

blog 02